- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 22 de marzo de 2017

STAR TREK: EN LA OSCURIDAD

FECHA DE ESTRENO
23 de Abril de 2013
TITULO ORIGINAL
Star Trek into Darkness
DIRECTOR
J.J. Abrams
PRODUCTORES
J.J. Abrams, Bryan Burk, Damon Lindelof, Alex Kurtzman, Roberto Orci
GUION
Roberto Orci, Alex Kurtzman, Damon Lindelof
REPARTO
Chris Pine (James T. Kirk), Zachary Quinto (Spock), Zoë Saldana (Uhura), Karl Urban (Bones), Simon Pegg (Scotty), John Cho (Sulu), Benedict Cumberbatch (Khan), Anton Yelchin (Chekov), Bruce Greenwood (Pike), Peter Weller (Marcus), Alice Eve (Carol Marcus), Noel Clarke (Thomas Harewood), Nazneen Contractor (Rima Harewood), Leonard Nimoy (Spock Prime)
CINEMATOGRAFÍA
Dan Mindel
BANDA SONORA
Michael Giacchino
DISTRIBUIDA POR:
Paramount Pictures
DURACIÓN
133 minutos
PRECEDIDA POR:
SUCEDIDA POR:
Star Trek: Más Allá

JAMES KIRK: “¿Por qué un Almirante de la Flota Estelar iba a pedirle a un hombre congelado de más trescientos años que le ayudara?”
KHAN: “Porque yo soy mejor.”
JAMES KIRK: “¿En qué?”
KHAN: “En todo. Alexander Marcus quería responder a una amenaza incivilizada en una época civilizada, y para ello necesitaba la mente de un  guerrero, mi mente, para diseñar armas y naves de guerra.”
SPOCK: “¿Esta insinuando que el Almirante violó todas las normas que había jurado respetar, solo porque quería aprovecharse de su intelecto?”
KHAN: “Él quería aprovecharse de mi fiereza. El intelecto por sí solo es inútil en una lucha Señor Spock. Usted ni siquiera puede romper las reglas. ¿Cómo va a poder romper un hueso?”

CURIOSIDADES
Paramount Pictures mostró su interés en desarrollar una escuela de “Star Trek” (2009) en junio de 2008, cuando todavía no se había estrenado la mencionada película que recreaba la saga. Tras el éxito y buena acogida del film, los productores dieron luz verde a la secuela, contando con Orci y Kurtzman para volver a escribir el guion, con la ayuda añadida de Lindelof. Para las Navidades de 2009 ya existía un guion preliminar con la idea de estrenar la película en el 2011. Kurtzman y Orci habían comenzado a escribir el guion con la idea de separar la película en dos partes. Aunque Leonard Nimoy anunció que no regresaría para la película; rumores afirmaban que Abrams está buscando la forma de incluir a William Shatner, el Kirk original, en la película. Sin embargo, el proceso de preproducción comenzó en enero de 2011, y Zachary Quinto aseguró que la mayoría de los rumores que se extendían eran inciertos. Lo que estaba claro era que Abrams volvería a coger el timón de la dirección, pues él era quien había logrado resucitar la franquicia.
Abrams, Kurtzman y Orci declararon que lo más difícil era elegir un villano para la nueva película. Abrams pensaba que el universo creado por Roddenberry era tan inmenso que ningún villano destacaba especialmente sobre el resto. Sin embargo, todos consideraron utilizar al mítico Khan Noonien Singh y los Klingons. Finalmente, decidieron no dividir la trama en dos películas, y que el film fuera uno solo que pudiera ser visto de forma independiente. Las ideas anteriores fueron desechadas y se tuvo que empezar un nuevo guion desde cero. Esto hizo dudar a Abrams sobre regresar como director, pero lo hizo con la condición de que fuera rodada en IMAX. El estudio deseaba rodar en 3D, pero al final se decidió convertir la película en 3D durante el proceso de postproducción. Orci declaró que estaba listo para entregar el guion en Marzo de 2011. Aunque el guion no estuvo listo a tiempo, Paramount comenzó a financiar la preproducción. Sin embargo, hubo algún otro retraso, porque Abrams deseaba acabar de dirigir su película “Super 8”, antes de concentrarse en la secuela de Star Trek. 
Esto provocó que el estreno de la película se retrasara un total de seis meses desde su fecha inicial de estreno, en Junio de 2012. Otros factores aumentaron todavía más el mencionado retraso, como la recaudación de un presupuesto total, o el encontrar actores adecuados para los nuevos personajes. Ya en Septiembre, Abrams pudo hacerse cargo de la dirección y la fecha definitiva de estreno se estableció para el verano de 2013.
Lindelof explicó que Khan siempre había sido considerado como un personaje que tendrían que utilizar tarde o temprano, debido a su importancia en el universo Star Trek. Como el personaje había aparecido en la segunda película de la franquicia “Star Trek II: La Ira de Khan” (1982), todos consideraron que también sería adecuado que apareciera en la segunda película del relanzamiento de la franquicia. Por este motivo, se comenzaron a incluir referencias a “La Ira de Khan” en el guion, pero con cuidado de que la idea fuera reimaginada y no usurpada. Orci y Kurtzman eran más partidarios de que la película pudiera funcionar de forma independiente, sin usar ideas previas de la franquicia aunque esto asegurara más el funcionamiento de la misma. 
Pensando en cuidar la imagen y cinematografía, Kurtzman sugirió una escena en la que el Enterprise surgiera del océano. Se decidió que esto se incluiría en una escena inicial que funcionara de forma aislada al resto de la trama. Dicha escena fue diseñada como un homenaje a “En Busca del Arca Perdida” (1981), combinando acción con comedia.
Se consideró a Benicio del Toro para interpretar al villano; y el actor se reunió con Abrams para discutirlo, pero se echó atrás. Noel Clarke aceptó participar sin saber qué papel interpretaría, finalmente recibiendo el del padre de la niña enferma manipulado por Khan. Alicia Eve y Peter Weller accedieron a interpretar a Caron y Alexander Marcus. Aunque Demián Bichir se presentó a las pruebas para interpretar al villano, dicho papel recayó oficialmente en Benedict Cumberbatch en enero de 2012. Aunque muchos fans ya sospechaban que el villano sería Khan, la identidad del mismo fue guardada en absoluto secreto hasta el estreno del film. También se le otorgó otra identidad en el guion, antes de revelar que era Khan, con la idea de poder hacer dudar a los fans de toda la vida. 
Ni siquiera el propio Cumberbatch supo a quién iba a interpretar hasta una semana después de haber sido contratado. Finalmente, Leonard Nimoy también accedió a tener una breve aparición, que se convertiría en la última en el universo Star Trek antes de su muerte. Los Klingons también tuvieron una breve aparición, aunque su diseño y estético se cambió considerablemente.
La película gozó otra vez de un gran éxito, siendo hasta la fecha la que más ha recaudado en taquilla. En términos generales recibió grandes críticas, especialmente por la actuación y voz de Benedict Cumberbatch como villano. La película recibió una nominación al Oscar por Mejores Efectos Visuales, pero perdió la estatuilla contra “Gravity” (2013).

NOTA PERSONAL
Al margen de los fantásticos efectos especiales y lo elaborado de las tramas, Abrams logró comprender algo fundamental. Que los tripulantes de la nave Enterprise eran más que compañeros de trabajo, también eran prácticamente una familia. El relanzamiento de la franquicia comenzó de forma extraordinaria con “Star Trek” (2009), pero lo que no me podía imaginar era que la siguiente película iba a ser mucho mejor todavía. A pesar de tomar ciertas referencias del origen de la franquicia, como el personaje de Khan, la trama es lo suficiente inteligente como para dar giros inesperados. Benedict Cumberbatch se ha convertido en uno de mis actores favoritos en muy poco tiempo, su voz, enunciación y presencia acaparan la pantalla de forma increíble. Es el actor perfecto para dar vida al villano perfecto. Incluso me atrevería a decir que me gustó mucho más que Ricardo Montalban a la hora de interpretar a Khan.
Pasando a la tripulación, una vez reestablecidas sus historias, las oportunidades de explorarles más como personajes se puede percibir. 
La película tiene gran cuidado de dar cierto grado de protagonismo a cada uno de los miembros de la tripulación, algo que me parece muy acertado. También existen ciertos elementos reutilizados como el de la Sección 31, o la esperada reaparición de los Klingons con un aspecto actualizado y acertado. También será siempre una película especial al ser la última de Leonard Nimoy en el papel de Spock, antes de su fallecimiento. Sin duda, esta es una de mis películas favoritas de la franquicia.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
En el año 2259, el Capitán Kirk se encuentra en una misión en el Planeta Nibiru, donde una cultura primitiva reside. Kirk decide evitar una erupción volcánica que amenaza a dichos habitantes; y para rescatar a Spock, localizado en el interior del volcán, se ve obligado a mostrar el Enterprise surgiendo del océano. De esta forma, Kirk viola la Primera Directiva de la Flota Estelar, que prohíbe interferir en el curso natural de la cultura de un planeta que aún no ha desarrollado los viajes estelares. 
Para su gran sorpresa, el propio Spock, a quien ha rescatado, decide informar a la Flota Estelar de dicha violación normativa. El Almirante Christopher Pike se encarga de comunicarle a Kirk que debido a esto ha perdido el mando del Enterprise, aunque será relegado al puesto de Comandante y Primer Oficial. El Comandante Spock será transferido a otra nave.
Poco después, las instalaciones de la Sección 31 de la Flota Estelar explotan debido a unas bombas. Dicho ataque ha sido planeado por el operativo John Harrison, que ha chantajeado a un oficial, curando a su hija a cambio de una enfermedad terminal. Esto provoca que se organice una reunión de altos mandos, a la que Pike, Kirk y Spock asisten. Harrison ataca dicha reunión con una nave, teletransportandose después de haber matado a la mayoría, incluyendo al propio Almirante Pike. Dicha muerte deja a Kirk y Spock devastados. Kirk es convocado por el Almirante Alexander Marcus, quien le explica que Harrison es un oficial renegado, y que han descubierto que se está ocultando en el Planeta Kronos, del Imperio Klingon con el que la Federación se encuentra al borde de la guerra. 
El Almirante Marcus le devuelve a Kirk el mando del Enterprise, con Spock de nuevo como Primer Oficial, y le encarga la misión de acudir a Kronos a eliminar a Harrison con nuevos torpedos experimentales. Kirk acepta deseoso de venganza, y cuando el Ingeniero Scotty se niega a utilizar torpedos desconocidos, le expulsa de la nave reemplazándolo por Chekov.
De camino a Kronos, las capacidades de curvatura del Enterprise dejan de funcionar de forma misteriosa. Kirk, Spock y Uhura parten a Kronos en una lanzadera, donde son atacados por una patrulla de Klingons. Harrison aparece y ataca a los Klingons, tras lo cual decide rendirse al descubrir el número de torpedos experimentales que se encuentran a bordo del Enterprise. Tras permitir un análisis de sangre, Harrison recomienda que analicen uno de los torpedos. Bones recibe la ayuda de Carol Marcus, hija del Almirante, que lleva tiempo sospechando que existe algo raro con dichos torpedos experimentales. Carol y Bones abren uno de los torpedos y descubren que en su interior se encuentra un hombre en animación suspendida.
Harrison revela que cada torpedo contiene a una persona, y que todos son humanos diseñados genéticamente en el pasado para librar guerras gracias a su perfección. Tras el ataque de los Romulanos, el Almirante Marcus les localizó en una nave, despertando a Harrison para utilizar sus conocimientos para crear armas de guerra para la inminente guerra contra los Klingons. El Almirante no cumplió la promesa de liberar al resto de la tripulación de Harrison, por lo que este se reveló. Harrison confiesa que su verdadero nombre es Khan.
El plan del Almirante Marcus había saboteado la curvatura del Enterprise, para que fuera destruido por los Klingons al torpedear Kronos. De esta forma, el Imperio Klingon desataría la guerra tan ansiada por el Almirante Marcus. Khan proporciona unas coordenadas como prueba; y Kirk le pide a Scotty, que está en la Tierra, que las investigue. Scotty acude a las coordenadas y descubre una instalación militar secreta de la Flota Estelar cerca de Júpiter. 
El Enterprise no tarda es ser interceptado por una enorme nave de guerra de la Federación, el USS Vengeance, con el Almirante Marcus al mando. Marcus le exige a Kirk que le entregue a Khan, mostrando su decepción por el hecho de que no acabara con su vida bombardeando Kronos. Tras reparar el motor de curvatura, Kirk decide intentar escapar, al declarar que Marcus está traicionado los valores de la Federación. Sin embargo, el Valiant consigue alcanzar al Enterprise dejándolo varado de nuevo.
Carol decide revelar su presencia en la nave para que su padre no destruya el Enterprise, pero Marcus la teletransporta a la fuerza hasta el Vengeance y ordena la destrucción del Enterprise. Kirk le ofrece a Khan y a sí mismo a cambio de las vidas de su tripulación, pero Marcus rechaza su oferta ordenando la destrucción del Enterprise. Sin embargo, Scotty había subido a bordo en Júpiter, y logra sabotear el Vengeance, provocando que pierda poder. Sin transportadores, Kirk decide dispararse en un traje espacial hacia la nave, acompañado de Khan debido a que conoce el diseño de la misma. 
Mientras tanto, Spock contacta con Spock Prime, que le advierte que Khan es despiadado, que no se puede confiar en él, y que en su línea temporal fue derrotado a un alto precio. Mientras tanto, Kirk, Khan y Scotty llegan al puente de mando del Vengeance, capturando a Marcus. Sin embargo, Khan les traiciona asesinando a Marcus y tomando el control de la nave.
Khan le exige a Spock que le devuelva al resto de su tripulación encerrada en los torpedos, a cambio de Kirk, Scotty y Carol. Spock accede a devolverle los torpedos, pero antes hace que Bones retire a la tripulación en criogenización antes de hacerlo. Khan envía a Kirk, Scotty y Caroll de vuelta pero deja el Enterprise seriamente dañado. Sin embargo, los torpedos que Spock ha enviado también explotan dejando el Vengeance seriamente dañado. Ambas naves quedan atrapadas en la fuerza de gravedad de la Tierra, dirigiéndose a una colisión contra la superficie. Kirk entra en el reactor radioactivo y consigue reparar el núcleo, salvando la nave. 
Sin embargo, Kirk muere en el proceso debido a la radiación, despidiéndose de Spock antes. El USS Vengeance se estrella en San Francisco, destruyendo parte de la ciudad. Khan logra escapar de los restos de la nave, mientras Spock se teletransporta para alcanzarle. Mientras tanto, Bones descubre que la sangre de Khan tiene propiedades regenerativas que pueden salvar a Kirk. Con ayuda de Uhura, Spock logra derrotar a Khan, que es arrestado y sometido de nuevo a criogenización. Con la sangre de Khan, Kirk es salvado de las garras de la muerte.
Casi un año después, Kirk realiza un discurso en una ceremonia en honor al Enterprise. Khan y sus compañeros continúan en estado de animación suspendida. La tripulación del Enterprise es seleccionada para una misión de explorar el espacio durante un total de cinco años.

ESCENA
Me quedó con la lucha final entre Spock y Khan, y la oportuna llegada de Uhura. 

miércoles, 15 de marzo de 2017

PEDRO Y EL DRAGÓN ELLIOTT

FECHA DE ESTRENO
3 de Noviembre de 1977
TITULO ORIGINAL
Pete’s Dragon
DIRECTOR
Don Chaffey
PRODUCTORES
Jerome Courtland, Ron Miller
GUION
Malcolm Marmorstein, Seton Miller, SS Field
REPARTO
Helen Reddy (Nora), Jim Dale (Doctor Terminus), Mickey Rooney (Lampie), Red Buttons (Hoagy), Shelley Winters (Lena Gogan), Sean Marshall (Pedro), Jane Kean (Señorita Taylor), Jim Backus (Alcalde), Charles Tyner (Merle), Gary Morgan (Grover), Jeff Conaway (Willie), Carl Bartlett (Paul), Charlie Callas (Voz de Elliott), Walter Barnes (Capitán)
CINEMATOGRAFÍA
Frank Phillips
BANDA SONORA
Irwin Kostal
DISTRIBUIDA POR:
Buena Vista Distribution
DURACIÓN
134 minutos

DOCTOR TERMINUS: “¿Sabes Pedro? Siempre me han gustado mucho los dragones. Son unas maravillosas criaturas, cuando no les da por destruir cosa, desde luego. He tenido la esperanza desde que tenía tu edad, de que algún día yo podría poseer mi propio dragón. Me consideraría sumamente feliz y te estaría muy agradecido si tú me vendieras a mi tu dragón.”
NORA: “¿Usted quiere comprar a Elliott?”
DOCTOR TERMINUS: “Y ni siquiera lo he visto.”
HOAGY: “Le daremos mucho amor, y mucho respeto.”
PEDRO: “Lo siento, no se vende.”
DOCTOR TERMINUS: “No digas eso, todo en la vida se compra y se vende. ¿Entiendes? Te ofrezco tres dólares”
HOAGY: “Mejor ofrézcale cuatro.”
DOCTOR TERMINUS: “Le voy a ofrecer cinco para que sus dudas terminen, cinco dólares.”
PEDRO: “Es que Elliott no es mío, no lo puedo vender.”
HOAGY: “¿Tú lo alquilaste Pedro?”
DOCTOR TERMINUS: “Dime a quien pertenece.”
PEDRO: “Pues yo pienso que a nadie. Él vino a mí, se enteró de que yo lo necesitaba.”

CURIOSIDADES
El núcleo de la película fue una historia corta escrita por Seton Miller y S.S. Field, que nunca había llegado a ser publicada. Los estudios Disney se hicieron con los derechos de la historia en la década de 1950, con la idea de usar la idea en el programa de antología de Disneyland. Sin embargo, el escritor Malcolm Marmorstein decidió convertir el proyecto en una película, que hasta la fecha sigue siendo su mayor proyecto hasta la fecha. El proyecto fue dirigido por el británico Don Chaffey, que había dirigido dos cortos para Disney durante la década de 1960. También era famoso por haber dirigido “Jason y los Argonautas” (1963) y “Hace un Millón de Años” (1966). 
El Faro que sale en la película fue construido en Point Buchon Trail, ubicado en Los Osos, California, aunque la idea inicial era la de haber rodado en Maine. Se equipó con una luz tan grande que fue necesario obtener permiso especial de la Guardia Costera para encenderla durante el rodaje. El motivo era tan simple como que podía confundir a los barcos que pasaran por la costa. Pacific Gas y Electric abrieron la zona del rodaje al público, permitiendo que los excursionistas pudieran tener acceso a la misma.
Inicialmente, el dragón Elliott no se iba a ver durante toda la película ya que siempre sería invisible. Sin embargo, varios miembros del estudio de animación lograron cambiar la opinión a los productores para que fuera visible y en determinadas ocasiones, en forma de dibujos animados. Primero se decidió que solo se le vería al final de la película, pero al final se incrementó su presencia a un total de veintidós minutos. Los animadores de la película decidieron que Elliott debía tener un aspecto más oriental que occidental. La razón era que los dragones orientales a menudo estaban asociados con el bien. 
La película fue la primera que incluía animación en la que ninguno de los nueve animadores originales de Walt Disney se vio involucrado. Una de las técnicas utilizadas en la película contaba con la estructuración mediante el uso de vapor de Sodio. Esto permitía que tres escenas fueran compuestas juntas. Un ejemplo claro era un primer plano real, un fondo real, y un espacio central animado que podía incluir al dragón Elliott. Ken Anderson, que se había encargado de crear a Elliott, explicó que había decidido que el dragón debía ser un poco barrigón sin que fuera grácil o elegante a la hora de volar. Don Hahn, que fue ayudante de dirección para Don Chaffey en esta película, adquirió mucha experiencia en la combinación de acción real y animación. Terminaría por usar esa experiencia al trabajar en “¿Quién Engañó a Roger Rabitt?” (1988).
Tras su estreno, la película gozó de un éxito moderado. Logró recaudar un total de treinta y nueve millones de dólares tras haber hecho uso de un presupuesto de diez millones. Sin embargo, la película recibió unas críticas extraordinarias. 
La canción “Candle on the Water” recibió una nominación a los Oscar como Mejor Canción, pero perdió contra la canción “You Light Up My Life” de la película “Tú Iluminas mi Vida” (1977). La canción interpretada por Helen Reddy fue sacada a la venta como single por Capito Records, aunque con algunos arreglos diferentes con respecto a la interpretación en la película. El film también nominado al Oscar por la Mejor Banda Sonora, pero también perdió la estatuilla, en esa ocasión contra la película “Pequeña Música Nocturna” (1977).
En Marzo de 2013, Disney anunció el remake de la película, cuyo guion fue escrito por David Lowery y Toby Halbrooks. La nueva película fue diseñada con estilo dramático y no fue un musical. Fue estrenada en Agosto de 2016.

NOTA PERSONAL
Curiosamente, está película me había pasado completamente desapercibida hasta mis años universitarias, cuando la alquilé al verla en un videoclub. 
Quedé totalmente cautivado con la película, y sentí mucho no haber tenido la oportunidad de verla cuando todavía era un niño, ya que tiene todos los ingredientes que me hubieran fascinado. ¿Quién no hubiera deseado tener un dragón como amigo, y acabar viviendo en el Faro de un pueblo pesquero? Considerando el año en que fue realizada, la combinación de animación y personas reales está muy lograda, aunque fuera mucho más perfeccionada durante la siguiente década. Todas las canciones del musical son extraordinarias, siendo mi favorita “Candle in the Water”, pero recomendaría ver el film en versión original, pues tiene uno de los peores doblajes que oído nunca, cargándose las canciones (Y no tiene nada que ver con el país de origen del mismo). Helen Reddy y Mickey Rooney realizan una extraordinaria labor, y de entre los villanos destacaría a todos los Gogans, especialmente Shelley Winters, y Jim Dale como el desternillante Doctor Terminus. El propio Elliott tiene un diseño que me parece genial e hilarante, y me encantó ver expresiones prácticamente humanas en un dibujo animado. 
La aventura y trama tiene una evolución interesante, con un clímax emocionante y trepidante. Por otro lado, la idea de un dragón acudiendo en ayuda de niños necesitados me pareció muy acertada. La verdad es que no me canso de ver está película.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
A principios de la década de 1900, un joven huérfano llamado Pedro acaba de escapar de su familia acogida, los Gogans, debido a los constantes abusos que sufre. Los Gogans son montañeses que pagaron cincuenta dólares por Pedro para que el niño se encargue de todas las labores duras de su granja. Pedro ha logrado escapar con la ayuda de un enorme dragón, llamado Elliott, capaz de volverse invisible. Durante la noche, pedro se oculta en un tronco hueco y Elliott se encarga de hacer caer a los Gogans en un lodazal, obligando a la familia compuesta por Lena, su marido Merle y sus dos hijos Grover y Willie, a marcharse en otra dirección. Pedro decide pasar la noche en el tronco hueco para descansar.
A la mañana siguiente, Elliott se hace visible, mostrando su enorme tamaño y color verde, y ayuda a Pedro a desayunar algunas manzanas asadas. Pedro descubre un cartel que conduce al pueblo pesquero de Passamaquoddy, y decide que ambos deben acudir allí. Para no crear problemas y ser aceptado en el pueblo le pide a Elliott que se haga invisible. Sin embargo, Elliott es propenso a crear accidentes debido a ser extremadamente torpe. Esto provoca que Pedro sea marcado como fuente de mala suerte, y se vea metido en algunos problemas con habitantes como la profesora de la escuela o el mismísimo alcalde. Mientras Pedro reprende a Elliott, aparece en encargado del faro del pueblo, llamado Lampie. Este ve a Elliott accidentalmente mientras el dragón se ha hecho visible. Lampie entra en la taberna anunciando la presencia del dragón, pero como el hombre es propenso a la bebida no se le toma en serio. Su hija Nora llega a la taberna y tampoco le cree, culpando a los clientes de la misma del estado de Lampie.
Al anochecer, Pedro se refugia en una gruta ubicada en la playa. Tras acostar a su padre, Nora ve a Pedro en la playa y acude en su busca. En la gruta, Pedro riñe a Elliott por crear problemas, pero al final decide perdonar al que ha sido su único amigo. Nora entra en la gruta y encuentra a Pedro, aunque Elliott se hace invisible a tiempo. Nora le advierte que la marea subirá pronto e inundara la gruta. Conmovida ante la soledad del niño, le invita a pasar la noche en el faro, donde también le da de cenar. Pedro acepta y explica su historia con los Cogans a Nora, que se da cuenta que el niño tiene moratones en el cuerpo. Ambos no tardan en hacerse buenos amigos, y Pedro descubre que Nora estaba a punto de casarse con Paul, un marinero que desapareció con su barco en una tormenta hace un año. Pedro le promete que su dragón Elliott encontrará a Paul, y Nora acepta el ofrecimiento de forma divertida, pensando que Elliott no es más que un amigo imaginario.
A la mañana siguiente, Lampie reconoce a Pedro como el chico del dragón que vio, pero ambos también se hacen buenos amigos. 
Mientras tanto, el Doctor Terminus llega a Passamaquoddy acompañado de su ayudante Hoagy. Terminus es un doctor charlatán que se dedica a la venta de falsos remedios, y ha llegado huyendo del anterior pueblo donde ha estado, ya que sus habitantes se habían enfurecido por sus embustes. Los habitantes de Passamaquoddy ya le conocen y no le tienen afecto, pero Terminus consigue engatusarles una vez más con ayuda de Hoagy. Llegada la noche y tras recibir un nuevo traje que Nora le ha regalado, Pedro decide llevar la foto de Paul a la caverna para pedirle a Elliott que comience a buscar al marinero. Elliott accede a ayudar a Nora. Esa misma noche, Lampie conoce a Terminus y Hoagy en la taberna y revela haber conocido a Pedro y a su dragón. Aunque Terminus no le cree, Lampie lleva a Hoagy a la caverna, donde ambos ven a Elliott y escapan despavoridos.
A la mañana siguiente, los pescadores se quejan de la falta de pesca y culpan a Pedro del desastre, ya que la pesca desapareció el día que llegó. 
Nora se enfrenta a los pescadores acusándolos de supersticiosos, y alegando que la pesca cambia a menudo debido al cambio de corrientes marinas. Tras esto, Nora lleva a Pedro a la escuela local, donde la profesora ya está predispuesta contra el niño. Invisible, Elliott permanece fuera de la escuela; pero cuando la profesora castiga injustamente a Pedro, Elliott atraviesa ña pared de la escuela dejando su silueta en la misma. Al ver la silueta del dragón en la pared de la escuela, Terminus queda convencido de su existencia. Consciente de que la anatomía de un dragón posee usos medicinales reales, Terminus ve la posibilidad de un gran negocio.
Al día siguiente, Terminus visita a Pedro en el Faro y le pide que le venda su dragón, pero el joven se niega y Nora echa al charlatán del Faro. Tras esto, Nora y Lampie le ofrecen a Pedro que se quede a vivir con ellos, y el muchacho acepta entusiasmado ante la idea de tener una familia de nuevo. 
Sin embargo, los Gogans llegan a Passamaquoddy  buscando a Pedro y lo encuentran pescando langostas con Nora y Lampie. Nora se niega a entregar a Pedro y los Gogans intentan usar un bote para alcanzarle. Elliott, todavía invisible, llega a tiempo para hundir el bote de los Gogans. Mientras se secan, los Gogans conocen a Terminus, que les ofrece una alianza para que pueda hacerse con el dragón y los Gogans se queden con Pedro. Los Gogans aceptan y Terminus también convence a varios pescadores supersticiosos de que es necesario ayudarle a capturar al dragón, y así recuperar la pesca local.
Al anochecer surge una intensa tormenta mientras Terminus, los Gogans y los pescadores preparan una trampa para Elliott. Mientras tanto, Elliott visita a Pedro en el Faro, y le comunica que ha encontrado a Paul y que llegara pronto. Sin embargo, Nora no le cree estando segura que Paul ha muerto. También considera que Pedro debe olvidar a su amigo imaginario. Terminus logra atraer a Pedro a una trampa en el embarcadero, donde los Gogans le capturan. Hoagy, que ya ha visto a Elliott, se encarga de atraer al dragón al embarcadero. 
Una vez allí, Elliott encuentra a Pedro pero queda atrapado en una inmensa red. Sin embargo, Elliott consigue liberarse de la trampa y salvar a Pedro. Tras esto, quema el documento que prueba la compra de Pedro a manos de los Gogans, y hace que la familia escapa de Passamaquoddy despavorida. Al intentar matar a Elliott con un arpón, Terminus se enreda en la cuerda y sale disparado. Tras esto, Elliott salva al Alcalde, la maestra y varios habitantes del pueblo de un accidente, mostrándose ante ellos. Mientras tanto, la tormenta ha provocado que la luz del Faro se apague por culpa de una ola, mientras el barco de Paul se acerca a la costa. Nora se da cuenta de que el dragón existe, y Elliott consigue volver a encender la luz del faro, ayudando a que el barco de Paul llegue a la costa a salvo.
A la mañana siguiente ha salido el sol, todos los habitantes de Passamaquoddy se sienten agradecidos por la ayuda de Elliott. En el puerto, Nora se reencuentra con Paul felizmente. Elliott le comunica a Pedro que debe partir en busca de otros niños necesitados de ayuda, ya que Pedro ahora tiene una nueva familia que cuidara de él. Pedro entiende esto perfectamente, y se despide de su gran amigo. El dragón parte volando, mientras Pedro, Nora, Lampie y Paul se despiden de él desde tierra. La nueva familia llega al Faro para iniciar su nueva vida.

ESCENA
No sé porque está escena ha sido eliminada de la versión española, la canción solo se escuche en los créditos iniciales, porque es mi canción favorita de la película, “Candle on the Water”.

miércoles, 8 de marzo de 2017

TERMINATOR: GÉNESIS

FECHA DE ESTRENO
22 de Junio de 2015
TITULO ORIGINAL
Terminator: Genisys
DIRECTOR
Alan Taylor
PRODUCTORES
David Ellison, Dana Goldberg
GUION
Laeta Kalogridis, Patrick Lussier
REPARTO
Arnold Schwarzenegger (Guardián), Jason Clarke (John Connor), Emilia Clarke (Sarah Connor), Jai Courtney (Kyle Reese), J.K. Simmons (O’Brien), Dayo Okeniyi (Danny Dyson), Matthew Smith (Alex), Courtney B. Vance (Miles Dyson), Byung-Hun Lee (Policía / T-1000), Michael Gladis (Teniente Matias), Sandrine Holt (Detective Cheung), Wayne Bastrup (Joven O’Brien), Greg Alan Williams (Detective Harding), Otto Sanchez (Matty Ferraro (Agente Janssen), Griff Furst (Agente Burke), Ian Etheridge (Skynet), Nolan Gross (Skynet), Seth Meriwether (Skynet), Willa Taylor (Joven Sarah)
CINEMATOGRAFÍA
Kramer Morgenthau
BANDA SONORA
Lorne Balfe
DISTRIBUIDA POR:
Paramount Pictures
DURACIÓN
126 minutos
PRECEDIDA POR:

KYLE REESE: “¿Cómo consigue una niña su Terminator? Vale no tienes por qué contármelo.”
SARAH CONNOR: “Fue en 1973. Mis padres tenían una cabaña en Bird Lake, papá y yo siempre íbamos a pescar por la mañana y mamá nos saludaba desde el muelle. Yo la estaba mirando allí en la… y entonces la cabaña explotó. Yo creí que el bote se hundía, ¿vale? Pero no era agua lo que subía de abajo, era metal líquido.”
KYLE REESE: “Un T-1000.”
SARAH CONNOR: “Papá me dijo que nadara en línea recta, pasándome el dedo por la palma de la mano. ¿Puedes hacerlo? Dijo: solo avanza y no mires atrás. Las últimas palabras que él me dijo y tú las sabías. ¿Cómo?”
KYLE REESE: “Es un recuerdo imposible. Solo te recordaba a ti cogiéndome la mano, y diciendo esas palabras, y yo solo te miraba pensando: es preciosa.”

CURIOSIDADES
Inicialmente, “Terminator: Salvation” había sido creada con la intención de comenzar una nueva trilogía. La producción de la quinta película se retrasó debido a disputas legales con la compañía Halcyon, propietaria de la franquicia que además había entrado en riesgo de bancarrota en agosto de 2009. Para evitar dicha bancarrota, Halcyon decidió vender los derechos de la franquicia otorgándoles un precio de setenta millones de dólares. En Febrero de 2010, la franquicia fue subastada por veintinueve millones y medio a Pacificor, un fondo de cobertura que era el mayor acreedor de los procedimientos de la bancarrota de Halcyon. El trato eliminó toda deuda de Halcyon a Pacificor, garantizando que Halcyon recibiría cinco millones de dólares por cada secuela producida. Pacificor volvió a vender la franquicia en Mayo del mismo año.
En Agosto de 2010, “Hannover House” anunció la idea de crear una película de animación y en tres dimensiones, titulada “Terminator 3000”. Pacificor respondió con una carta exigiendo que se echaran atrás, rechazando una oferta de treinta millones de Hannover sobre los derechos para producir la película. 
En Febrero de 2011, Universal Studios consideró el invertir en la quinta película siempre que Arnold Schwarzenegger regresara en el papel protagonista, Justin Lin se encargara de la dirección, y Chris Morgan del guion. En Abril del mismo año, se entregó una propuesta con esas condiciones, excepto la participación de Chris Morgan a Universal Studios, Sony, Lionsgate y CBS Films. Dicha idea fue recogida por Megan Ellison y su compañía de producción, Annapurna Pictures, en Mayo de 2011. Esto sucedió una vez hubieron adquirido los derechos para realizar dos películas de la franquicia en una subasta. El trato fue concluido en Diciembre de 2012, y el precio final disminuyó debido a nuevas leyes de copyright, las cuales levantaban la posibilidad de que los derechos volvieran a manos de James Cameron en el año 2019. El hermano de Ellison, David, y otros miembros de su compañía Skydance Productions aceptaron coproducir la película. Justin Lin tuvo que abandonar el proyecto debido a su compromiso con “Fast & Furious 6”. 
Laeta Kalogridis y Patrick Lussier recibieron el encargo de realizar el guion en Enero de 2013. Ambos habían rechazado participar en el proyecto en tres ocasiones, pero James Cameron les convenció para que lo hicieran.
Paramount Pictures tenía un trato de financiación y distribución con Skydance, por lo que aceptaron ser los distribuidores en Junio de 2015. Rian Johnson, Denis Villeneuve y Ang Lee recibieron la oferta de dirigir la quinta película, pero Alan Taylor fue seleccionado en Septiembre de 2013. En Enero de 2014, Megan Ellison anunció que su compañía de producción ya no iba a financiar la película. Skydance y Paramount proporcionarían dicha financiación, y Ellison recibiría crédito como productora ejecutiva. Tras adquirir los derechos de la franquicia, Megan Ellison consultó a James Cameron sobre ideas para la nueva película. Cameron se reunió en repetidas ocasiones con David Ellison para discutir el papel de Schwarzenegger y como respetar la originalidad del T-800.
En Junio de 2013, Schwarzenegger anunció que regresaría para la quinta película en el papel del Terminator. Solamente había dejado de participar en la cuarta película de la franquicia. A principios de Noviembre del mismo año, Garrett Hedlund y Tom Hardy fueron considerados para el papel de Kyle Reese. Ese mismo mes se decidió que el papel de Sarah Connor recaería en Emilia Clarke, Tatiana Maslany y Brie Larson. Clarke terminó por ser seleccionada en Diciembre, en parte debido a su popularidad interpretando a Daenerys Targaryen en la serie “Juego de Tronos” (2011). En Febrero de 2014, el estudio consideró a Jai Courtney y Boyd Holbrook para el papel de Kyle Reese; y Courtney anunció haber recibido el papel a finales del mismo mes. La película fue titulada “Terminator: Génesis” y se decidió que relanzaría toda la franquicia iniciando una nueva trilogía y alterando toda la línea temporal de las anteriores películas. Logró recaudar casi noventa millones de dólares en Norteamérica y trescientos cincuenta en otros territorios globales, acumulando un total de cuatrocientos cuarenta millones. 
De toda la franquicia, solo “Terminator 2: El Juicio Final” (1991) logró recaudar más en taquilla. Debido a su presupuesto de ciento cincuenta y cinco millones de dólares, y gastos de casi cien millones en Marketing, se declaró que la película debía recaudar cuatrocientos cincuenta millones para poder ser considerada exitosa. Fue la primera película en recaudar cuatrocientos millones en el resto del mundo, sin llegar a los cien en Norteamérica. A fecha de este post, todavía se desconoce si se creará una sexta película debido a que “Terminator: Génesis” no había alcanzado las expectativas indicadas.

NOTA PERSONAL
Esta quinta película de la franquicia ha generado críticas bastante malas, pero a mí me ha sorprendido bastante. La pude ver en verano en el cine, y me sorprendió porque la franquicia ya estaba acabando con las posibilidades en lo relativo a la trama. 
En esta quinta película se introdujo el concepto de la capacidad  de alterar la línea temporal de una forma muy original. Me dejó completamente enganchado el poder observar todos los homenajes a las dos primeras películas, y el como la línea temporal cambiaba de forma radical. Pero al mismo tiempo, los personajes debían llevar a cabo determinadas acciones para asegurarse de que dicha línea temporal pudiera ser estable. Al mismo tiempo, los nuevos giros abrían una amplia serie de posibilidades de lo más interesantes, ya que al finalizar el film no sabemos cuándo tendrá lugar el Juicio Final, si lo tiene, o quien envió al Abuelo.
Los cambios en el reparto me parecieron acertados. Emilia Clarke no logra superar a Linda Hamilton, pero realiza una notable labor a la hora de interpretar a Sarah Connor. Lo mismo se puede decir de Jai Courtney en relación a Michael Biehn, aunque en ambos casos es difícil enfrentarse al reto de superar a personajes míticos que ya asignamos a determinados actores. 
El nuevo diseño del Terminator John Connors también me dejó francamente sorprendido, así como el nuevo giro en relación a la activación de Skynet. La verdad es que la trama me dejó completamente enganchado a la pantalla, prestando gran atención a la cantidad de información nueva que se nos iba revelando. Las escenas de las diferentes secuencias de acción me parecieron formidables, así como la destrucción de los diferentes modelos de Terminators. De verdad espero que a pesar de no obtener los resultados esperados, la franquicia pueda seguir adelante en forma de una nueva trilogía.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
En el año 2029, John Connor dirige una ofensiva final contra Skynet, responsable de haber provocado la casi extinción de la raza humana. Junto a él acude Kyle Reese, su mano derecha a quien rescató cuando solamente era un niño. 
John Connor es consciente de que Kyle Reese está destinado a convertirse en su padre, pero desea acabar con el arma definitiva de Skynet, una máquina del tiempo que utilizara para intentar matar a su madre Sarah Connor. Aunque Skynet cae durante la batalla, John no logra evitar que un T-800 sea enviado al año 1984 para matar a Sarah Connor. El bucle se repite y John observa como Kyle se presenta voluntario para viajar a 1984 y proteger a Sarah. Justo antes de partir, Kyle observa como John es atacado por un Terminator que se hace pasar por un soldado de la Resistencia. Durante el viaje, Kyle experimenta recuerdos en los que se le regalaba una Tablet con el programa Génesis en cuenta atrás para ser activado. Cuando Génesis sea activado, el Día del Juicio Final tendrá lugar, pero en el año 2017.
En el año 1984, el T-800 es destruido por otro Terminator y la propia Sarah Connor ya entrenada. La línea temporal fue modificada, ya que Skynet envió un Terminator a matar a Sarah cuando tenía nueve años. 
Otro Terminator Guardián lo impidió y se encargó de entrenar a Sarah, que a su vez le bautizó como Abuelo. Sin embargo, el Abuelo no posee dato alguno sobre quien le envió o por qué. Kyle llega a 1984 donde es atacado por un T-1000. Sarah y el Abuelo acuden al rescate de Kyle, que es informado de los cambios que han tenido lugar. Los tres acuden a una fábrica, donde Sarah y el abuelo han preparado una trampa para el T-1000. Allí, el T-1000 reactiva al T-800 que es destruido por Kyle.  Sarah conduce al T-1000 a una sala, donde al disparar sobre el techo cae una lluvia de ácido que acaba con el Terminator. Tras esto, el Abuelo y Sarah revelan haber construido una máquina temporal similar a la de Skynet, con la que pretenden viajar a 1997 para impedir que Skynet tome consciencia. Pero la línea temporal ha sido alterada, y Kyle les convence para viajar a 2017. Al haber estado en la máquina del tiempo, la cual sirvió como nexo, Kyle quedó protegido de los cambios en la línea temporal  y recuerda dos distintas, la original y la modificada.
El Abuelo queda atrás, ya que su brazo ha quedado expuesto, prometiendo estar preparado para la llegada de ambos. 
Sarah y Kyle viajan a Agosto de 2017 y se materializan en medio de una autopista de San Francisco, donde son arrestados por la policía. De camino a comisaria, Sarah explica como el Abuelo la salvó cuando un T-1000 asesinó a sus padres, prometiendo protegerla. Sin embargo, Kyle sigue sin confiar en el Terminator. Mientras tratan sus heridas, Sarah y Kyle descubren que Skynet ahora se llama Génesis, un sistema operativo global que todo el público está esperando, y que se activará en breve. Dos detectives aparecen para interrogar a Sarah y Kyle, sorprendidos porque el Kyle de ese año es un niño. También aparece un policía al que Kyle salvó al enfrentarse al T-1000 en 1984. A punto de ser trasladados a comisaria, ambos son rescatados por el mismísimo John Connor. Sin embargo, el Abuelo llega al hospital y dispara sobre John revelando que se trata de un avanzado Terminator T-3000. Mientras Kyle viajaba al pasado, John había sido atacado por un T-5000, encarnación física de Skynet que se hacía pasar por un soldado de la resistencia. De esta forma, John había sido transformado en un infiltrado nanocita. 
Tras esto, John había viajado al año 2014 para asegurar la activación de Génesis y Skynet. Durante la narración, Kyle descubre que es el padre de John Connor, y tiene que lidiar con ello.
John le ofrece a Kyle y Sarah la oportunidad de unirse a él, pero ambos se niegan. El Abuelo se enfrenta a John, quien queda atrapado por el imán de un Pet-Tac, dando una oportunidad para que Sarah, Kyle y el Abuelo escapen. Los tres acuden a un refugio para hacerse con armamento y prepararse para destruir Génesis en Cyberdyne. Mientras tanto, John se infiltra en la compañía para proteger el nacimiento de Skynet, y localiza a Sarah, Kyle y el Abuelo en su refugio. Estos escapan en un autobús rumbo a Cyberdyne, mientras John les persigue. El autobús termina cayendo por un puente, con John en su interior, mientras Sarah y el resto son arrestados. En plena interrogación, John les ataca una vez más, y se ven obligados a escapar. Sarah tiene que rescatar al Kyle de 2014 y sus padres, que habían sido llamados a identificar al Kyle del futuro, antes de huir en un helicoptero junto al resto. 
John les persigue en otro que se estrella cuando el Abuelo lo bombardea. Sin embargo, John sobrevive y se introduce en Cyberdyne, acelerando la cuenta atrás de Génesis de trece horas a quince minutos.
Kyle y Sarah instalan varias bombas en el complejo tras descubrir que Skynet ya ha adquirido consciencia y está a punto de ser activado. El Abuelo se enfrenta a John y lo atrapa en un campo magnético del prototipo de una maquina temporal que se encuentra en Cyberdyne. Ambos resultan destruidos, pero justo antes de la explosión del complejo, John arroja al Abuelo a un tanque llenó de polialeación mimética. Kyle y Sarah se refugian en un bunker bajo el complejo y las bombas impiden que Génesis entre en línea. Tras la explosión, el Abuelo reaparece al haber sido actualizado con polialeación mimética similar a la del T-1000, y ayuda a Kyle y Sarah a salir de los escombros. Los tres se dirigen a la residencia de los Reese, donde Kyle le informa a su yo del pasado acerca de lo importante de destruir Génesis, para asegurar que el bucle temporal tenga lugar. Tras esto, Kyle y Sarah inician su relación y los tres parten rumbo a los bosques. Sin embargo, el núcleo del sistema Génesis ha sobrevivido a la explosión, al estar protegido en una cámara subterránea.

ESCENA
Me encanta está escena de acción en la que el T-800 y el T-1000 son destruidos.