- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 7 de diciembre de 2016

007: ALTA TENSIÓN

FECHA DE ESTRENO
27 de Junio de 1987
TITULO ORIGINAL
The Living Daylights
DIRECTOR
John Glen
PRODUCTORES
Albert R. Broccoli, Michael G. Wilson
GUION
Richard Maibaum, Michael G. Wilson
REPARTO
Timothy Dalton (James Bond), Maryan d’Abo (Kara Milovy), Joe Don Baker (Brad Whitaker), John Rhys-Davies (General Leonid Pushkin), Art Malik (Kamran Shah), Jeroen Krabbé (General Georgi Koskov), Andreas Wisniewski (Necros), Thomas Wheatley (Saunders), Robert Brown (M), Desmond Llewelyn (Q), Geoffrey Keen (Frederick Gray), Caroline Bliss (Señorita Moneypenny), John Terry (Felix Leiter), Walter Gotell (General Gogol), Virginia Hey (Rubavitch), Julie T. Wallace (Rosika Miklos),
CINEMATOGRAFÍA
Alec Mills
BANDA SONORA
John Barry
DISTRIBUIDA POR:
United International Pictures
DURACIÓN
131 minutos
PRECEDIDA POR:
SUCEDIDA POR:
Licencia Para Matar

SAUNDERS: “No pienso dejar que esto quede así 007. Informaré a M que falló deliberadamente. Sus órdenes eran matar a aquel tirador.”
JAMES BOND: “Al diablo las órdenes. Yo solo mato a profesionales. Aquella chica no sabía ni sostener el arma. Adelante, cuéntele lo que quiera. Si me despide se lo agradeceré.”

KAMRAN SHAH: “Espera, no son rusos.”
JAMES BOND: “¿Qué hacen?”
KAMRAN SHAH: “Ya saben que no son rusos, ahora no os mataran.”
KARA MILOVY: “¿Ahora no? ¿Y luego?”
JAMES BOND: “Tranquila, te dejarán para el harén.”

CURIOSIDADES
Se trata de la décimo quinta película en la franquicia del Agente 007. Inicialmente, se propuso que la película fuera una precuela a las anteriores películas, idea que resurgiría con el relanzamiento de la franquicia en el año 2006. 
En otoño de 1985, tras la decepción de taquilla y crítica provocada por “Panorama Para Matar”, se comenzó a trabajar en varios guiones para el siguiente film. La idea era que Roger Moore ya no interpretaría a James Bond. En parte se debía a que ya tendría cincuenta y nueve años, y por otro lado a que el actor ya no tenía deseo de seguir en el papel tras doce años y siete películas. Se inició una cuidadosa búsqueda para escoger un nuevo actor para que interpretara a James Bond. Entre los numerosos actores que se presentaron a las pruebas de 1986, se encontraban Sam Neill de Nueva Zelanda, el irlandés Pierce Brosnan y el galés Timothy Dalton. El coproductor Michael G. Wilson, el director John Glen, Dana y Barbara Broccoli quedaron muy impresionados por la prueba de Sam Neill, y mostraron interés en utilizarle. Sin embargo, el productor Albert Broccoli no estaba convencido en absoluto. Tras tres días de pruebas de cámaras, los productores decidieron ofrecerle el papel a Pierce Brosnan. En aquel entonces, el actor tenía un contrato para la serie de televisión “Remington Steele” (1982-1987). 
Sin embargo, la serie había sido cancelada por la cadena NBC debido a un descenso de audiencia. Cuando se anunció que Brosnan interpretaría a James Bond se desencadenó un nuevo interés en la serie, lo que provocó que la NBC extendiera el contrato de Brosnan un total de sesenta días para crear una nueva temporada. Esta acción por parte de la NBC provocó repercusiones drásticas, y un enojado Albert Broccoli retirara la oferta a Brosnan, asegurando que no deseaba que el personaje de James Bond se viera asociado con una serie de televisión contemporánea. Esto también provocó una decaída en el interés en “Remington Steele”, y solo cinco episodios de la temporada adicional fueron rodados antes de que la serie fuera cancelada. Broccoli se limitó a declarar que “Remington Steele no sería James Bond”.
Dana Broccoli procedió a sugerir a Timothy Dalton para el papel. Sin embargo, Albert Broccoli tenía serias dudas, debido que Dalton había declarado públicamente tener poco interés en el papel. Al final y debido a la insistencia de su esposa, accedió a reunirse con el actor. 
Sin embargo, Dalton se disponía a rodar la película “Brenda Starr” (1989), por lo que no iba a estar disponible. Una vez hubo finalizado el rodaje de “Brenda Starr”, el papel de Bond le fue ofrecido de nuevo a Dalton, y el actor pudo aceptarlo. Durante un tiempo, los productores contaron de forma no oficial con Dalton, ya que todavía no había firmado contrato alguno. Un director de casting persuadió al actor británico Robert Bathurst para que se presentara candidato para el papel de Bond. Bathurst declaró que su absurda prueba solo había sido un ejercicio de coacción, pues los productores deseaban convencer a Dalton para que aceptara el papel dándole a entender que seguían realizando pruebas de selección. La actriz inglesa Maryam d’Abo, quien había trabajado como modelo, recibió el papel de la chelista checoslovaca Kara Milovy. En el año 1984, d’Abo ya se había presentado a las pruebas para el papel de Pola Ivanova en “Panorama Para Matar”. Debido a esto, fue la propia Barbara Broccoli quien decidió incluir a d’Abo en las pruebas para el papel de Kara Milovy, y la actriz logró hacerse con el papel en esa ocasión.
Inicialmente, el general de la KGB al que Koskov iba a traicionar era el General Gogol. Sin embargo, el actor Walter Gotell estaba demasiado enfermo para poder abordar un papel protagonista, y el personaje de Leonid Pushkin sustituyó al de Gogol. Sin embargo, el personaje del General Gogol tuvo una breve aparición al final de la película, habiendo sido transferido al servicio diplomático soviético. De hecho, esta fue la última aparición del personaje del General Gogol en la franquicia. La canción “The Living Daylights” de la película fue interpretada por el grupo noruego A-Ha, muy famoso en la década de 1980. Al vocalista Morten Harket se le ofreció un pequeño papel como uno de los secuaces del villano del film. Sin embargo, el actor rechazó el papel debido a falta de tiempo y a que el deseo de darle el papel se debía más a su popularidad de aquel entonces, que a su capacidad de actuar.

NOTA PERSONAL
Debo comenzar admitiendo que de todos los actores que interpretaron a James Bond, Timothy Dalton siempre ha sido el que menos me ha convencido. Al mismo tiempo, es justo admitir que tuvo un difícil papel reemplazando al genial Roger Moore. Con esto no quiero decir que la película sea mala, sino que no está a la altura de muchas de sus predecesoras. Uno de los fallos más grandes radica en el antagonista, que en ocasiones se me antoja hasta ridículo. El plan a desbaratar tampoco resulta tan amenazante como en otras historias anteriores. Sin embargo, hay otros aspectos que sí funcionan en concordancia con anteriores films. Las clásicas escenas de persecuciones funcionan bastante bien, y me alegró volver a ver el clásico coche “Ashton Martin V8” en una de esas acciones. Al otro extremo, el descenso de montaña a bordo de la funda del chelo también me pareció bastante logrado.
Si bien el personaje antagonista de Koskov no me dejó nada impresionado, el del asesino Necros si me pareció bastante efectivo. 
A pesar de esto, los villanos siguen pareciéndome el punto flaco de la película con diferencia. Ni siquiera el traficante de armas Whitaker está a la altura. De hecho, el villano sale de sus aprietos con un mero arresto, mientras que solo tenemos dos grandes duelos de Bond contra Necros y Whitaker respectivamente. El segundo me pareció bastante ridículo, pero la lucha entre Bond y Necros en el avión me pareció de las pocas cosas efectivas en ese sentido. Es curioso que la crítica elogiara ese lado oscuro del personaje de James Bond a manos de Dalton, cuando fue tan dura con “Panorama Para Matar”, que a mí me pareció bastante más efectiva. Sin embargo, como toda película de James Bond, la trama y la acción no caen nunca en el aburrimiento, y logran mantenerte enganchado y atento. Sin embargo, ésta dista de ser una de mis películas favoritas en la franquicia.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
Los Agentes 002, 004 y 007 son enviados a Gibraltar en una misión de entrenamiento para infiltrarse en una estación de radar. Un falso agente asesina a 004 y es perseguido por James Bond, que le hace caer en su camión por un acantilado acabando con su vida. Poco después, Bond es enviado a Bratislava, Checoslovaquia, para ayudar a escapar al General Georgi Koskov que ha decidido desertar de la KGB. Durante la misión, Bond descubre a un tirador de la KGB que resulta ser una mujer chelista. En lugar de matarla, decide desarmarla de un disparo desobedeciendo órdenes. Tras esto, Bond decide enviar a Koskov en una capsula a través del oleoducto transiberiano hasta Austria. De esta forma, el ex agente de la KGB logra abandonar Checoslovaquia y es enviado al Reino Unido en un jet.
En una reunión posterior del MI6, Koskov informa que el General Leonid Pushkin, líder de la KGB, ha reactivado el programa Smiert Spionam, diseñado para dar muerte a espías extranjeros, para que las distintas agencias se eliminen las unas a las otras. 
Pushkin partirá para Tánger a una Convención de Comercio Norteafricano como tapadera. Sin embargo, un asesino llamado Necros se infiltra en la base del MI6 logrando capturar a Koskov y llevándolo de regreso a Moscú. Bond también está en la lista de Pushkin, razón por el que el asesino de 004 le atacó, por lo que el agente logra convencer a M para que le envíe a Tánger en busca de Pushkin. Allí, Bond debe matar a Pushkin para evitar que el asesinato de más agentes provoque tensiones entre la Unión Soviética y el Oeste. La Señorita Moneypenny identifica a la chelista como Kara Milovy y se lo comunica a Bond.
Antes llevar a cabo su misión, Bond regresa  Bratislava tras la pista de Kara, que es retenida por un grupo de la KGB que se la lleva en coche. Bond examina el rifle dentro del estuche del chelo, y descubre que las balas estaban vacías. Bond se reúne con Kara una vez es liberada y descubre que es la amante de Koskov, que fingió su propia defección. Bond finge ser amigo de Koskov y la convence para que le acompañe hasta Viena, en teoría para reencontrarse con Koskov. 
Bond y Kara escapan de Bratislava perseguidos por la KGB, logrando atravesar la frontera de Austria gracias a su equipado coche y al chelo verdadero de Kara. Mientras tanto, el General Pushkin se reúne con el traficante de armas Brad Whitaker en Tánger, donde le informa que la KGB va a cancelar una compra de armas prepara previamente por Koskov y Whitaker. El traficante se reúne con Koskov y Necro, quien en realidad trabaja con él, y es notificado de que todo se ha preparado para que Bond considere a Pushkin una amenaza y acaba con él.
En Viena, Bond se reúne con su aliado Saunders del MI6 y le comunica haber descubierto que la defección de Koskov es falsa y de estar fingiendo amistad con él para obtener información de Kara. Saunders se reúne con Bond en el Parque Prater y le comunica haber descubierto varios intercambios de negocios entre Whitaker y Koskov. Sin embargo, Necros acaba con la vida de Saunders inmediatamente después dejando el mensaje “Smiert Spionam” en un globo. 
Bond y Kara parten para Tánger, donde el primero localiza a Pushkin a quien espera en su habitación. Sin embargo, Pushkin niega haber dado las órdenes parara reactivar el programa “Smiert Spionam”, revelando también que Koskov es buscado por malversación de fondos del estado. Al percatarse de que ambos han sido engañados, Bond y Pushkin deciden aliarse. Para descubrir los planes de Koskov, Bond finge asesinar a Pushkin con su ayuda. Tras esto, Bond es llevado por dos mujeres ante Felix Leiter, agente de la CIA, al que informa de todo lo ocurrido.
Mientras tanto, Kara contacta con Koskov, quien le explica que Bond es un agente de la KGB y le convence de que le drogue para que pueda ser capturado. Koskov, Necros, Kara y Bond prisionero vuelan a una base aérea soviética en Afganistán. Kara se percata de que Bond no es el enemigo, y que impidió que ella disparara en Bratislava. Ambos descubren que en el avión llevan varios diamantes de contrabando. 
Una vez allí, Koskov traiciona a Kara acusándola de desertora y la aprisiona junto a Bond. Ambos logran escapar y en el proceso liberan también a Kamran Shah, líder de la Muyahidín local, resistencia Afgana. Bond y Kara son acogidos por los Muyahidín liderados por Kamran Shah. Al día siguiente, Bond descubre que Koskov está traficando con diamantes y opio para hacerse con beneficios para comprar armas a Whitaker que puedan ser utilizadas contra los británicos y los afganos.
Con ayuda de la Muyahidín, Bond coloca una bomba en el avión que contiene el cargamento de opio, pero es descubierto y queda atrapado dentro. Mientras tanto, los hombres de Kamran Shah atacan la base soviética, y durante la batalla Kara coge un Jeep logrando llegar hasta el avión donde se encuentra James, antes de que despegue. Cuando James se dispone a desactivar la bomba, descubre que Necros también ha logrado subir a bordo del avión. Tras una lucha entre ambos, Bond consigue que Necros caiga a su muerte desde el avión y logra desactivar la bomba a tiempo. 
Desde el avión, Bond observa como Shah y sus hombres están siendo perseguidos por soviéticos. Bond vuelve a conectar la bomba y la arroja a un puente, que explota permitiendo que Shah y sus hombres se hagan con la victoria escapando de los rusos. Tras esto, el avión pierde el combustible y Bond y Kara logran escapar a ras de suelo, enganchando varios paracaídas al jeep.
Con ayuda de Felix Leiter, Bond se infiltra en la mansión de Whitaker en Tánger, donde se enfrenta al traficante acabando con su vida a pesar de que Whitaker hace uso de parte de su armamento avanzado. Al mismo tiempo, Pushkin entra en la mansión con sus soldados, poniendo a Koskov bajo arresto y llevándole de regreso a Moscú. Sin embargo, Pushkin deja marchar a Kara como gesto de buena voluntad. Tiempo después, Kara actúa como chelista solo en Londres. Allí es presentada al ahora diplomático General Gogol y recibe la visita de Kamran Shah y sus hombres. De regreso a su camerino, Kara se encuentra con Bond esperándola.

ESCENA
Éste es un tráiler elaborado por el usuario “Claalc”, que resume la película a través de sus mejores escenas.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

ROCKETEER

FECHA DE ESTRENO
21 de Junio de 1991
TITULO ORIGINAL
The Rocketeer
DIRECTOR
Joe Johnston
PRODUCTORES
Charles Gordon, Lawrence Gordon, Lloyd Levin
GUION
Danny Bilson, Paul De Meo
Basado en el personaje creado por Dave Stevens
REPARTO
Billy Campbell (Cliff Secord / Rocketeer), Jennifer Connelly (Jenny Blake), Alan Arkin (A. “Peevy” Peabody), Timothy Dalton (Neville Sinclair), Terry O’Quinn (Howard Hughes), Ed Lauter (Fitch), James Handy (Wooly Wolinski), Paul Sorvino (Eddie Valentine), Jon Polito (Otis Bigelow), William Sanderson (Skeets), Margo Martindale (Millie), John Lavachielli (Rusty), Clint Howard (Mark), Rick Overton (Patrón del South Seas), Max Grodénchik (Wilmer), Tiny Ron Taylor (Lothar)
CINEMATOGRAFÍA
Hiro Narita
BANDA SONORA
James Horner
DISTRIBUIDA POR:
Buena Vista Pictures
DURACIÓN
108 minutos

CLIFF SECORD: “Jenny, prepárate para una sorpresa. Yo soy Rocketeer.”
JENNY BLAKE: “¿Rocke qué?”
CLIFF SECORD: “¡Venga mujer! ¿No has leído los periódicos?
JENNY BLAKE: “No, he estado muy ocupada.”

HOWARD HUGHES: “Tengo que saberlo. ¿Qué se siente al tener un cohete a la espalda y volar a esa velocidad?”
CLIFF SECORD: “Es lo más cerca que llegaré a estar del cielo, Señor Hughes. Bueno, puede que no.”

CURIOSIDADES
El personaje de cómic Rocketeer fue creado por el guionista y dibujante Dave Stevens en 1982. Stevens consideró de forma inmediata que el personaje sería el protagonista ideal para una adaptación cinematográfica. Steve Miner compró los derechos del personaje para una película en 1983 de manos del propio Stevens. 
Sin embargo, se desvió demasiado del concepto original del personaje, por lo que Stevens volvió a recuperar los derechos cinematográficos de Rocketeer. En 1985, Stevens entregó los derechos a los guionistas Danny Bilson y Paul De Meo, debido a que le gustaban sus ideas para convertir a Rocketeer en un tributo a los seriales de la década de 1930, con el dialogo y la atmosfera adecuada. Otros candidatos previos a los derechos habían tratado al personaje de forma contemporánea, algo que Dave Stevens no apreciaba.
Stevens, Bilson y De Meo se plantearon que la película fuera de bajo presupuesto, se rodada en blanco y negro, y fuera financiada por inversores independientes. Su plan era que la película fuera todo un homenaje a los seriales cinematográficos de “Commando Cody”, haciendo uso de actores mayoritariamente asociados con dicho personaje. Sin embargo, ese mismo año los tres abordaron a William Dear para que dirigiera y colaborara en la creación del guion, abandonando la idea de un film de bajo presupuesto. 
El trió conservó la trama principal del cómic intacta, pero la expandieron para incluir el marco de Hollywood y una batalla final contra un Zepelín Nazi. También modificaron al personaje de la novia de Cliff para evitar comparaciones con el personaje de Bettie Page, en el cual Steven se había inspirado. De esta forma, cambiaron el nombre de Betty por el de Jenny, y su profesión como modelo de desnudos por el de actriz extra de Hollywood. Este cambio también permitió que la película fuera más indicada para un público más joven. Fue William Dear quien decidió transformar el final, que originalmente tenía lugar en un submarino, por el de un Zepelín.
Los cuatro procedieron a presentar el proyecto a varios estudios en el año 1986, pero éste fue rechazado. Con el paso del tiempo, los Estudios Walt Disney decidieron aceptar el proyecto al considerar que tenía el potencial de generar merchandising para numerosos juguetes. De esta forma se planeó producir “Rocketeer” a través del estudio Touchstone Pictures. Stevens, Bilson, De Meo y Dear firmaron un contrato que permitiría la creación de una trilogía de películas “Rocketeer”. 
Sin embargo, Jeffrey Katzenberg realizó cambios para que fuera estrenada a través de Walt Disney Pictures. Fue entonces cuando se realizaron cambios en el guion, como el del personaje de Betty, para que la película fuera asequible al público más joven y se pudieran crear juguetes. Inicialmente, el estudio deseaba establecer la trama en el presente, al sentir la preocupación de que una película de época no llamaría la atención de la mayor parte de los espectadores. Sin embargo, Bilson y De Meo argumentaron que el éxito de Indiana Jones probaba que los espectadores apreciarían una aventura establecida en la década de 1930, y el estudio terminó por acceder.
Bilson y De Meo procedieron a entregar un tratamiento de siete páginas, pero el estudio procedió a reescribir el guion una y otra vez. Durante cinco años, el estudio despidió y volvió a contratar a Bilson y De Meo un total de tres veces. Ambos definieron como frustrantes las constantes interferencias del estudio sobre el guion. 
Una de las revisiones más importante durante esos fue la de hacer que la relación entre Cliff y Jenny fuera más creíble, evitando clichés que convirtieran a la joven en la típica damisela en apuros. Los numerosos retrasos del proyecto obligaron a Dear a abandonar la dirección de la película. Joe Johnston, fan del cómic, ofreció sus servicios de forma inmediata para dirigir la película, al descubrir que Disney poseía los derechos cinematográficos. Johnston fue contratado de forma inmediata y la producción comenzó a principios de 1990. Tras la tercera y más grande revisión del guion a manos de Bilson y De Meo, Disney dio luz verde al proyecto.
El personaje del villano Neville Sinclair se inspiró en la estrella cinematográfica Errol Flynn, más específicamente en la imagen popularizada del actor procedente de la biografía escrita por Charles Higham sin autorización. En la dicha biografía, Charles Higham había asegurado que el famoso actor era, entre otras cosas, un espía Nazi. 
El personaje de Neville Sinclair en la película es una estrella de cine conocida por su trabajo en papeles de espadachín, y un espía Nazi. Debido a que la biografía de Higham sobre Errol Flynn no había sido refutada hasta finales de la década de 1980, la imagen de Flynn como posible Nazi había permanecido en el proceso de escribir y revisar el guion. La que sí fue una caracterización real fue la del personaje real de Howard Hughes. Con un presupuesto de cuarenta millones de dólares, la película recaudó un total de cuarenta y seis. Con un beneficio tan escaso, la película fue una decepción en taquilla. Fuera de los Estados Unidos y Canadá, la película fue estrenada a través Touchstone Pictures, en lugar de Walt Disney Pictures, para intentar atraer al espectador adolescente que no había logrado atraer en Estados Unidos. Otro problema fue la asunción por parte de la gente que la tildó de película para niños. Debido a esto, se cambió el poster promocional de estilo Art Deco, por otro que mostraba al reparto incluyendo al entonces popular Timothy Dalton, que en aquel entonces interpretaba a Timothy Dalton. 
Sin embargo, la película tampoco logró funcionar en el Reino Unido.

NOTA PERSONAL
No pude ver esta película hasta que salió en alquiler, así que me perdí el estreno cinematográfico. La verdad es que me parece una buena obra de época, precedente a la que sería una imparable fiebre sobre el mundo de los superhéroes, aunque el Batman de Burton ya se hubiera estrenado dos años antes. La verdad es que nunca he leído ningún cómic de Rocketeer, con lo cual no puedo apreciar los cambios para hacer el film más asequible a los más jóvenes. Sin embargo, la película me pareció entretenida y dotada de buenos efectos considerando las limitaciones de presupuesto, y las de hacer que hombre volador fuera creíble en aquel entonces. Billy Campbell reúne las cualidades necesarias para ser un buen héroe apuesto; pero la verdad es que me quedo con la siempre genial Jennifer Connelly y el villano interpretado de forma excelente por Timothy Dalton. 
La película no tiene mayor pretensión que la de ofrecer una aventura entretenida, aunque reconozco que con más medios podría haber sido mucho más espectacular. Considerando todos los problemas de producción a los que la película se enfrentó, me parece que el resultado es bastante bueno. Personalmente, sigo disfrutando cada vez que la veo.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
En el año 1938 de Los Ángeles, dos gánsters de la banda de Eddie Valentine han robado una mochila cohete de manos de Howard Hughes. Mientras escapan, acaban por atravesar una pista aérea en la que ocultan la mochila cohete. Los criminales son perseguidos por los federales en un tiroteo, el cual provoca un accidente de los gánsters contra un avión que está siendo puesto a prueba. Un gánster fallece en el accidente, mientras que el otro es capturado por los federales. El piloto del avión, Cliff Secord, consigue salvarse pero su avión queda destruido. Cliff y su amigo y mecanico Peevy planeaban usar el avión para ganar un campeonato, por lo que quedan arruinados y deben limitarse a realizar exhibiciones aéreas. 
El ejército contacta con Howard Hughes para indagar sobre la posibilidad de crear otra mochila cohete, denominada X-3, la cual creen que ha quedado destruida. Hughes comunica que no es posible ya que solo existía el prototipo, y crearla de manera efectiva ya había provocado la muerte de dos trabajadores al intentar probarla.
Eddie Valentine contacta con el actor Neville Sinclair, quien había contratado a los gánsters para robar la mochila cohete. Sinclair se muestra enfurecido porque no han logrado hacerse con la mochila cohete; y Valentine accede a intentar recuperarlo a cambio de que le pague el triple de lo acordado. Neville también contacta con su monstruoso secuaz Lothar, para que acuda al hospital a interrogar a gánster herido en la persecución. Lothar descubre que la mochila cohete esta oculta en el hangar de Peevy y Cliff, y tras descubrir esto acaba con la vida del gánster. Mientras tanto, Cliff y Peevy encuentran la mochila cohete y la ponen a prueba con una estatua, percatándose de que dota a quien la lleve puesta de la capacidad de volar, sin resultar herido. 
Después de la prueba, Cliff acude a recoger a su novia Jenny Blake, una muchacha que aspira a ser actriz, y es una gran admiradora de Neville Sinclair. Sin embargo, Jenny se enfada al descubrir que Cliff ha tenido un accidente en el aeródromo, y darse cuenta de que todos lo sabían menos ella.
Al día siguiente, Cliff visita a Jenny en el estudio donde trabaja como extra en una película de Sinclair. Allí se disculpa y le cuenta el descubrimiento de la mochila cohete. Neville Sinclair escucha accidentalmente la conversación, por lo que decide invitar a Jenny a cenar ofreciéndole un papel más importante en la película. El incidente provoca que Cliff llegue tarde a una exhibición aérea, por lo que un piloto retirado llamado Malcolm decide ocupar su lugar para que no pierda en trabajo. El avión de Malcolm comienza a fallar, por lo que Cliff decide utilizar la mochila cohete junto a un casco diseñado por Peevy. Tras rescatar a Malcolm, Cliff se convierte en una sensación mediática como el anónimo héroe Rocketeer. Entre los espectadores se encuentran Valentine y sus hombres. 
Sinclair también lee las noticias sobre el rescate y se enfurece; y Howard Hugues reconoce inmediatamente el X-3.
Por la noche, el Señor Bigelow, jefe de Cliff y Peevy, es asesinado por Lothar después de proporcionar la dirección de Peevy. Lothar ataca a Peevy en su casa y Cliff llega para ayudarle. El FBI encuentra el cuerpo de Bigelow y los agentes acuden a casa de Peevy. Allí comienza un tiroteo del cual Lothar logra escapar con unos planos esquemáticos del X-3 creados por Peevy. Cliff y Peevy también logran escapar con el X-3. Mientras tanto, Jenny acude a cenar con Neville Sinclair. Cliff y Peevy deciden llamar al FBI desde el café local de unos amigos, pero pronto se ven rodeados por gánsters de Valentine. Dispuestos a torturar a Peevy para descubrir el paradero de Cliff, se detienen al ver el nombre del joven junto al de Jenny en la pared, junto al número de teléfono de la joven. Al llamar, descubren que Jenny se encuentra cenando con Sinclair. Un gánster parte al local, mientras Cliff y el resto logran derrotar a los gánsters.
Cliff decide partir para salvar a Jenny usando la mochila cohete, pero una bala ha perforado el cohete creando una fuga, y Peevy lo tapa con un simple chicle. Cliff llega al club y le confiesa a Jenny que es Rocketeer, pidiéndole que abandone el lugar. Los gánsters y Lothar también llegan al lugar, donde se enfrentan a Rocketeer que logra escapar. Sin embargo, Jenny es capturada por Sinclair. En su mansión, Jenny escapa brevemente y encuentra una sala secreta en la que descubre que Sinclair es un Nazi. Mientras tanto, Cliff esconde el X-3 y acude al bar, donde es arrestado por el FBI. Los agentes le llevan ante Howard Hugues, quien está acompañado por Peevy. Hugues revela que los Nazis desean el X-3 como parte de un plan para invadir toda Europa y los Estados Unidos. Cliff se percata de que Sinclair es el contacto Nazi, pero no es tomado en serio. Necesitando rescatar a Jenny, se niega a entregar el X-3 y logra escapar.
Cliff acude al encuentro de Sinclair, donde le revela a Valentine que ha estado trabajando para un agente Nazi. En contra de los Nazis, Valentine y sus gánsters se vuelven contra Sinclair. 
Sin embargo, éste convoca a varios soldados Nazis ocultos, y todos contemplan la llegada del Zepelín Luxemburgo, con la misión de llevarse a Sinclair. Los agentes del FBI llegan en ese momento, enfrentándose a los Nazis con la ayuda de los gánsters de Valentine. Sinclair logra subir a bordo del Zepelín llevándose a Jenny como rehén. Cliff se hace con un revólver y vuela tras el Zepelín. Llegando a lo alto del Zepelín, Cliff se enfrenta a Lothar al que arroja a su muerte. Cliff se enfrenta a Sinclair y le entrega el X-3, retirando primero el chicle que cubría la fuga de combustible. Ambos se enfrentan en una pelea, hasta que Sinclair logra ponerse el X-3. Sin embargo, al partir volando el cohete explota acabando con la vida de Sinclair. El Zepelín comienza a explotar, pero Peevy y Howard rescatan a Cliff y Jenny con un Autogiro y una escala. Lothar, que había sobrevivido, fallece en la explosión.
Al día siguiente, Howard Hugues visita a Cliff, al que le regala un nuevo avión. Jenny también tiene un regalo para Peevy, devolviéndole los diseños del X-3, que había recuperado en la casa de Sinclair. Reconciliados, Cliff y Jenny se besan mientras Peevy decide que es capaz de construir una versión mejor del X-3.

ESCENA
Rocketeer en su primera aparición para rescatar a Malcolm. 

miércoles, 23 de noviembre de 2016

PERSEGUIDO

FECHA DE ESTRENO
3 de Noviembre de 1987
TITULO ORIGINAL
The Running Man
DIRECTOR
Paul Michael Glaser
PRODUCTORES
George Linder, Tim Zinnemann
GUION
Steven E. de Souza
Basado en la novela de Stephen King
REPARTO
Arnold Schwarzenegger (Ben Richards), María Conchita Alonso (Amber Mendez), Richard Dawson (Damon Killian), Yaphet Kotto (William Laughlin), Marvin J. Mcintyre (Harold Weiss), Mick Fleetwood (Mic), Toru Tanaka (Profesor Subcero), Gus Rethwisch (Eddie "Buzzsaw" Bitowsk), Jesse Venture (Capitán Libertad), Jim Brown (Fireball), Erland Van Lidth De Jeude (Dinamo), Dweezil Zappa (Stevie), Kurt Fuller (Tony), Rodger Bumpass (Phil), Sven-Ole Thorsen (Sven)
CINEMATOGRAFÍA
Thomas Del Ruth
BANDA SONORA
Harold Faltermeyer
DISTRIBUIDA POR:
TriStar Pictures
DURACIÓN
101 minutos

DAMON KILLIAN: “Tiene la oportunidad de ganar muchos premios. Sabe que todavía tenemos dos grandes cazadores. ¿Verdad? Dynamo y Fireball. ¿Quién será el próximo asesino?”
ANCIANA AGNES: “Pues, es muy difícil.”
DAMON KILLIAN: “Vamos, inténtelo Agnes. ¿Quién será?”
ANCIANA AGNES: “Está bien. Creo que el próximo asesinato lo va a cometer Ben Richards.”
DAMON KILLIAN: “Tranquilos. Agnes, Richards es un corredor. Tiene que elegir a un cazador.”
ANCIANA AGNES: “Puedo escoger a quien quiera, y escojo a Ben Richards. Ese hijo de puta está hecho un cabrón.”

DAMON KILLIAN: “Esto es televisión, solo eso. Aquí funcionamos por índices de audiencia. Durante cincuenta años les hemos dicho que tienen que comer, que beber y que ponerse. Por el amor de Dios, Ben, ¿no lo comprendes? A los americanos les encanta la televisión, destetan a los niños con ella. Escucha, les encantan los concursos, adoran la lucha, los deportes y la violencia. ¿Y qué es lo que hacemos? Les damos lo que ellos quieren. Somos el número uno, eso es lo único que cuenta. Créeme yo llevo en esto treinta años.”
BEN RICHARDS: “Los mismos que llevo yo fuera del mundo del espectáculo. Pero aprendo rápido. Voy a dar al público lo que creo que quiere.”

CURIOSIDADES
La película está basada en la novela “El Fugitivo” de 1982, escrita por Stephen King aunque publicada bajo el seudónimo de Richard Bachman. La trama tiene lugar en una distopía de los Estados Unidos entre los años 2017 y 2019, abordando un programa de televisión en el que criminales condenados deben escapar de manos de asesinos profesionales. Rob Cohen se encargó de comprar los derechos de la novela, sin saber entonces que Bachman era en realidad un seudónimo de Stephen King. Tras esto, y antes de que el director definitivo fuera Paul Michael Glaser, Cohen llegó a contratar hasta cuatro directores distintos en su intento de llevar a cabo la película.
El primero fue George P. Cosmatos, ya que había impresionado a Cohen con su trabajo en “Rambo: Acorralado” (1985). 
Sin embargo, Cosmatos declaró que deseaba que la acción de la película tuviera lugar en un centro comercial, por lo que Cohen lo despidió al pensar que dicha decisión de dirección era inaceptable. Tras esto, Cohen le ofreció el proyecto al director alemán Carl Schenkel, debido a su trabajo en la película “Vacío” (1984). Sin embargo, Schenkel rechazó el proyecto al considerarlo de demasiada envergadura y no sentirse cómodo con ello. Cohen procedió entonces a contratar a Ferdinand Fairfax, por su trabajo en “Los Piratas de las Islas Salvajes” (1983). Desafortunadamente, Fairfax imitó a Cosmatos en su intento de llevar el guion en otra dirección contraria al gusto de Cohen, por lo que también fue despedido. El cuatro director en ser contratado fue Andrew Davis por su trabajo en “Código de Silencio” (1985). Davis llegó a iniciar el proyecto comenzando el proceso de producción. En tan solo ocho días de producción ya llevaba cuatro días de retraso y había gastado ocho millones de dólares por encima del presupuesto. 
Dichos problemas provocaron que Cohen le despidiera y contratara al director definitivo, “Paul Michael Glaser”, con quien había trabajado en la primera temporada de “Corrupción en Miami” (1984).
Arnold Schwarzenegger consideraba a Paul Michael Glaser una pésima elección para la dirección del film, precisamente por su historial televisivo y el carecer de experiencia alguna como director. Pensaba que Glaser rodaba la película como si fuera una serie de televisión, perdiendo todos los temas importantes del guion. Sospechaba que al haber sido contratado en el último minuto, Glaser no había tenido tiempo de investigar el futuro que debía mostrar en la película, algo que Schwarzenegger había visto hacer a James Cameron en “Terminator” (1984) de forma meticulosa. Sin embargo, Schwarzenegger no puso toda la culpa en Glaser, consciente de que en el mundo televisivo las cosas se hacían de forma diferente. La directora de casting Jackie Burch, hermana del productor Rob Cohen, fue quien tuvo la idea de otorgar el papel de Damon Killian a Richard Dawson, ya famoso por presentar concursos famosos en la vida real. 
Muchas personas que habían trabajado con él en el concurso “Family Feud” (1976), mencionaron que Dawson era muy parecido al personaje de Damon Killian en su trato con sus empleados. Otra curiosidad es que el traje que llevan los corredores contiene un log de “Adidas” en la cadera. Las escenas de los helicópteros atacando fueron extraídas de la película “King Kong” (1976).
El final de la novela es mucho más oscuro que en la película. Richards captura a una mujer llamada Amelia Williams y logra llegar hasta el aeropuerto de Derry. Allí secuestra un avión tomando a un rehén. Al igual que en la película, Richards recibe la oferta de convertirse en jefe de los cazadores del programa a manos del propio Killian. Sin embargo, Richards acepta la oferta en la novela. Más adelante, recibe la noticia de que tanto su esposa como su hija habían sido asesinadas antes de que participara en el concurso de “El Corredor”. Estas noticias provocan que se replantee la oferta. Al sentir que ya no tiene nada que perder, Richards se enfrenta a la tripulación del avión recibiendo una herida mortal en el proceso. 
Tras liberar a Williams con un paracaídas, Richards decide estrellar el avión contra el edificio del concurso en Nueva York, matando a Killian y todos los que se encuentran dentro. La trama acerca de cómo personas se ven obligadas a luchar a muerte en una especie de concurso sería utilizada de nuevo en la trilogía de “Los Juegos del Hambre” veinticinco años más tarde. También una trama parecida en la película japonesa “Battle Royale” (2000).

NOTA PERSONAL
Soy un gran fan de “Los Juegos del Hambre”, sin embargo siempre me he encontrado con sorpresas de otros fans, cuando he mantenido que la idea no era tan original como podían pensar. “Perseguido” es la prueba evidente de ello. Ambas historias tienen lugar en un futuro, 2017 era el futuro en 1987, dictatorial y su trama gira en torno a concursos en los que los participantes deben luchar a muerte. Evidentemente existen diferencias, pero la premisa me ha parecido la misma. En el caso de ésta película que nos ocupa hoy, hay que elogiar lo avanzada que era para su época, al igual que la novela en la que se basaba. 
Bien parece un ejercicio de premonición sobre como las masas acabaran dominadas por los medios de comunicación. A día de hoy, sin a los extremos de la trama del film, bien se puede decir que hay cierto realismo en dicha predicción. Mayormente, creo que la película realiza una enorme crítica hacia el espectador, y como éste puede ser manipulado apelando a sus instintos más básicos.
Al margen de esta crítica a través de la trama, la película funciona como una historia de acción muy entretenida. Los diseños de los cazadores, al más estilo de gladiadores, me parecieron formidables. Sin embargo, debo admitir que el personaje de Damon Killian, magistralmente interpretado por Richard Dawson, se lleva la palma logrando eclipsar al mismísimo Schwarzenegger. Me parece uno de los mejores villanos de la ciencia ficción, pues es muy identificable con personajes actuales. La verdad es que “Perseguido” figura entre mis películas favoritas, por combinar acción y crítica social de una forma simple y sin pretensiones.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
En el año 2017, tras un colapso económico a nivel mundial, la sociedad americana se ha convertido en un estado policial totalitario, censurando toda actividad cultural. El gobierno de los Estados Unidos apacigua a las masas al emitir concursos televisivos, donde los criminales condenados luchan por sus vidas. Uno de esos concursos es “El Corredor”, al estilo de los juegos de gladiadores. En programa es presentado por el despiadado Damon Killian, y los criminales son denominados corredores que deben escapar de los cazadores, mercenarios armados. La lucha tiene lugar en una amplia arena, una sección de la ciudad, y en caso de que el corredor escape de una muerte segura, recibirá un perdón oficial del estado.
Dos años más tarde, Ben Richards trabaja como policía y piloto de helicóptero, siendo enviado a controlar una huelga por el derecho a los alimentos en California. Richards recibe la orden de masacrar a los civiles de la huelga, pero se niega a llevarla a cabo. 
Tras ser retenido, la masacre de los civiles tiene lugar y el inocente Richards es culpado de la misma y condenado a un campo de trabajos forzosos. Tras lograr escapar, Richards busca refugio en el apartamento de su hermano, pero lo encuentra ocupado por una mujer llamada Amber Mendez, que trabaja como compositora para la cadena ICS que emite “El Corredor”. Ben interroga a Amber sobre el paradero de su hermano, y ella le explica que ha sido llevado a ser “reeducado”. Ben decide llevarse a Amber como rehén, usando sus tarjetas para viajar a Hawái, convertido ya en un estado separado. Sin embargo, Amber logra alertar a las autoridades en el aeropuerto, provocando que Richards sea capturado.
El presentador de “El Corredor”, Killian, se ha interesado mucho porque Ben Richards participe en su concurso, y logra que sea enviado al edificio de la cadena. Killian intenta convencerle para que participe en el concurso, amenazándole con hacer que William Laughlin y Harold Weiss, miembros de la resistencia que Richards había conocido, participen en su lugar al haber sido capturados. 
Muy a su pesar, Ben decide participar en el concurso. Llegada la noche del concurso, Killian presenta a Ben como concursante voluntario, pero también revela que Laughlin y Weiss van a participar junto a él a pesar de todo. Mientras tanto, Amber presencia en las noticias que la historia de cómo Richards fue capturado en el aeropuerto es falsa, y comienza a sospechar de la veracidad de los medios de comunicación. Infiltrándose en secciones prohibidas de la ICS, Amber descubre la verdad acerca de la masacre por la que Richards fue culpado. Sin embargo, no tarda en ser capturada.
Los juegos de “El Corredor” comienzan. Richards, Laughlin y Weiss son atacados por el primer cazador, Subzero. Sin embargo, los tres cooperan contra el cazador y Richards logra acabar con su vida. Esto supone la primera vez que un cazador muere en el concurso. Tras este suceso, Killian decide enviar también a Amber a la arena del concurso, donde logra encontrar a Richards y sus compañeros. 
Los corredores deciden separarse en parejas, cada una de las cuales se enfrenta a un cazador diferente. El cazador Buzzsaw hiere mortalmente a Laughlin, pero también acaba por morir a manos de Richards. Weiss y Amber localizan un enlace del satélite con la cadena y descubren sus códigos de acceso. Sin embargo, el cazador Dynamo les descubre y acaba con Weiss electrocutándole. Los gritos de Amber consiguen que Richards llegue al lugar. Richards y Amber escapan y Dynamo les persigue en su coche. El coche termina por volcar dejando a Dynamo atrapado en su interior. Richards se niega a matar a un oponente indefenso ante todos los espectadores del programa.
Richards y Amber localizan a Laughlin, quien antes de morir les revela que la resistencia tiene una base oculta en la zona de la arena. Mientras tanto en la ICS, Killian es testigo de cómo la popularidad de Richards ha estado creciendo durante el programa, ya que los espectadores ya han comenzado a apostar por su éxito en lugar de por los cazadores. 
Killian contacta con Richards fuera de cámaras y le ofrece un trabajo como cazador, pero se encuentra con una tajante negativa. Killian decide enviar al siguiente cazador, Fireball, tras Richards y Amber. Fireball les persigue a través de una fábrica abandonada. Allí, Amber descubre los cadáveres de tres participantes de “El Corredor” que supuestamente habían logrado ganar el concurso y escapar, haciéndose con su libertad. De esta forma, descubren que sus victorias fueron un montaje para que la gente pensara que existía alguna oportunidad de ganar. Fireball localiza a Amber, pero Richards la rescata y acaba con el cazador.
Sin más opciones, un enfurecido Killian recluta a un cazador retirado, el Capitán Victoria, pero éste se niega a participar. Debido a esto, la cadena crea dobles digitales del Capitán Victoria, Richards y Amber, y los utiliza para falsificar la muerte de los dos corredores. En la zona de los juegos, Richards y Amber son capturados por miembros de la resistencia y llevados a su base secreta. 
Allí descubren que sus muertes han sido falseadas y utilizan los códigos para que los rebeldes accedan a la sala de control de la ICS. De esta forma, logran emitir metraje que prueba la inocencia de Richards y que también revela lo que realmente ocurrió con los supuestos ganadores del concurso. Tras esto, Richards logra llegar al estudio, sorprendiendo a los espectadores que ya le habían visto perecer durante la emisión. Mientras tanto, Amber vuelve a enfrentarse a Dynamo logrando acabar con su vida. Killian es abandonado por sus admiradores al haber perdido toda credibilidad, y le implora a Richards que entienda como es el mundo de la televisión. Richards decide darle a la audiencia lo que quiere y acaba con la vida de Killian, enviándole en una capsula sin control a la zona de juego, donde se estrella. Mientras los espectadores celebran la muerte de Killian, Richards y Amber se besan y abandonan el estudio.

ESCENA
Me encanta la primera confrontación de Richards y Amber contra Dynamo, y la reacción de la audiencia al no obtener lo que quiere. 

miércoles, 16 de noviembre de 2016

EL AMANECER DEL PLANETA DE LOS SIMIOS

FECHA DE ESTRENO
26 de Junio de 2014
TITULO ORIGINAL
Dawn of the Planet of the Apes
DIRECTOR
Matt Reeves
PRODUCTORES
Peter Chernin, Dylan Clark, Rick Jaffa, Amanda Silver
GUION
Mark Bomback, Rick Jaffa, Amanda Silver
REPARTO
Andy Serkis (César), Jason Clarke (Malcolm), Gary Oldman (Dreyfus), Keri Russell (Ellie), Toby Kebbell (Koba), Kodi-Smit McPhee (Alexander), Kirk Acevedo (Carver), Nick Thurston (Ojos Azules), Terry Notary (Rocket), Karin Konoval (Maurice), Judy Greer (Cornelia), Jon Eyez (Foster), Enrique Murciano (Kemp), Larramie Doc Shaw (Ash), Lee Ross (Grey), Keir O’Donnell (Finney), Kevin Rankin (McVeigh), Jocko Sims (Werner), Al Vicente (Manone)
CINEMATOGRAFÍA
Michael Seresin
BANDA SONORA
Michael Giacchino
DISTRIBUIDA POR:
20th Century Fox
DURACIÓN
130 minutos
PRECEDIDA POR:

ELLIE: “Los simios no tuvieron la culpa.”
CARVER: “¿Y quién coño tuvo la culpa? Era la gripe de los simios.”
ELLIE: “Fue un virus creado por científicos en un laboratorio. Los simios eran cobayas, no tenían ni voz ni voto.”
CARVER: “Ahórrate el buen rollo jipioso. ¿Insinúas que no se revuelven las tripas cuando los ves? ¿No tenías una hija pequeña?” 

OJOS AZULES: “Lo siento mucho, por todo.”
CÉSAR: “No, yo tengo la culpa.”
OJOS AZULES: “Pero Koba te traicionó.”
CÉSAR: “Yo decidí confiar en él porque es simio. Siempre pienso que simio es mejor que humano. Ahora veo cuánto nos parecemos.”

CURIOSIDADES
Tras el estreno de “El Origen del Planeta de los Simios” en 2011, el director Rupert Wyatt mencionó la posibilidad de nuevas secuelas. Esto se debía a que el final de la película dejaba ciertas preguntas por responder, siendo el film el principio de la historia. El guionista y productor Rick Jaffa también señaló el hecho de que la película contenía ciertas pistas acerca de esas posibles secuelas. Su intención era la de crear una plataforma y plantar ciertas semillas que pudieran ser aprovechadas en el futuro. DE hecho, señaló que la película mostraba una versión de la nave del film original de 1968, como una clara pista sobre una posible secuela. Durante una entrevista, Wyatt declaró su deseo de que futuras secuelas pudieran evolucionar a la hora de narrar una historia que pudiera conectar con la película original de 1968. También deseaba que la siguiente película tuviera lugar ocho años después de la trama de “El Origen del Planeta de los Simios”, para poder mostrar toda una nueva generación de simios y explorar la dinámica de la relación entre los personajes de César y Koba. 
En Noviembre de 2011 se anunció que Andy Serkis había sido el primero en cerrar un trato para una secuela de la película, interpretando de nuevo al líder de los simios, César, por una importante suma de dinero. En mayo de 2012, Rick Jaffa y Amanda Silver contrataron a Scott Burns para que revisara un posible guion para la secuela. Al final del mismo mes, “20th Century Fox” anunció que la secuela se titularía “El Amanecer del Planeta de los Simios”. Durante Septiembre de 2012, se extendió el rumor de que el director Rupert Wyatt se estaba planteando abandonar el proyecto de la secuela debido a que la fecha escogida para el estreno, no le permitiría acabarlo de forma adecuada. Dicho rumor fue confirmado cuando en Octubre se decidió que Matt Reeves le sustituiría en el proyecto. Ese mismo mes, Mark Bomback fue contratado para revisar de nuevo el guion.
En diciembre, James Franco especuló que no participaría en la secuela debido a que Wyatt no estaba ya involucrado en el proyecto. 
De hecho, señaló que desde la partida de Wyatt, nadie había contactado con él en relación a la película. Más adelante, Matt Reeves revelaría que James Franco aparecería en un cameo en la película. Freida Pinto, quien había interpretado a la primatóloga Caroline Aranha, confirmó que no formaría parte del reparto de la secuela. En abril 2014, se le preguntó al productor sobre el destino de los personajes interpretados por Franco y Pinto; y declaró que ambos habrían estado entre las primeras víctimas del virus del film. En febrero de 2013, Gary Oldman, Jason Clarke y Kodi Smit-McPhee fueron contratados para interpretar a los protagonistas de la secuela, cuya trama estaba establecida diez años después de los eventos mostrados en “El Origen del Planeta de los Simios”. En Marzo se contrató a Keri Russell, y Judy Greer fie escogida para interpretar a Cornelia, la chimpancé  pareja de César. Toby Kebbell, Enrique Murciano y Kirk Acevedo se unieron al reparto durante el rodaje de la película. En Mayo de 2013, Jocko Sims fue contratado para el papel secundario del operativo militar Werner.
Al igual que en la película anterior, los efectos visuales de “El Amanecer del Planeta de los Simios” fueron creados por Weta Digital. Además de crear a los simios, la compañía tuvo que crear otros animales digitales como una manada de alces, un oso grizzly, y algunos caballos adicionales. Los alces fueron crearon mediante el uso de fotogramas claves de animación y con la ayuda del software MASSIVE. El oso fue creado mediante el uso de animación de fotogramas clave, al igual que los caballos que añadieron motion capture.

NOTA PERSONAL
La segunda película del relanzamiento de la franquicia no defraudó en absoluto, llegando a superar en muchos aspectos a su predecesora. Es cierto que me hubiera gustado ver el declive de la civilización humana, pero a pesar de esto la premisa de la película es considerablemente buena, saltando diez años adelante. 
Tenemos un elenco de personajes humanos nuevos, los cuales se dividen entre aquellos que han aprendido de la soberbia y las consecuencias de sus actos, y los que no han aprendido nada. Debo reconocer que Gary Oldman destaca como el atormentado Dreyfus, que acaba sumido en el odio. Una vez más, los simios están desarrollados a la perfección, superando a la anterior película en escenas de mayor dificultad. Cuando los simios cabalgan y la imagen es creíble, uno se da cuenta de que el equipo de efectos visuales ha realizado una labor formidable.
Uno de los aspectos más interesantes de este relanzamiento de la franquicia, es que la guerra es inevitable debido a los simios y no a los humanos. El mayor responsable es el chimpancé Koba, cuya ira e incapaz de dejar atrás el pasado le conduce a tomar una serie de decisiones que bien pueden condenar a su especie. Ahora bien, me parece justo señalar que Koba no procede de un pasado tan confortable como César. 
Toda la escena del ataque de los simios sobre la torre de los humanos en San Francisco es formidable. El duelo final entre César y Koba es igualmente impresionante. Todo esto se incrementa ante la mencionada dificultad de crear simios convincentes. Pero lo más elogiable son determinadas escenas como Cornelia teniendo a su hijo, y la familia en torno a ella, César y Ojos Azules reconciliándose, o Maurice forjando amistad con el joven humano Alexander. Cuando esas escenas, capturando movimiento y siendo creadas mediante ordenadores, conmueven de esa forma, uno se percata del éxito de un proyecto. Esta nueva fase de la franquicia no deja de superarse.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
Diez años después de la pandemia mundial provocada por el mortal Virus ALZ-113, también conocida como Gripe de los Simios, toda la civilización humana ha quedado destruida. 
El noventa y nueve por ciento de la población humana ha fallecido debido a la pandemia; mientras que los simios con inteligencia incrementada mediante la genética se han reproducido y han construido una civilización propia. Cerca de las ruinas de la ciudad que una vez fue San Francisco, César es el líder de una colonia establecida en los Bosques Muir. Durante una expedición por el bosque, el hijo de César, llamado Ojos Azules, y su amigo Ash se encuentran con un hombre llamado Carver. Éste se asusta al verlos y dispara de forma automática sobre Ash, hiriéndolo. Los acompañantes de Carver, liderados por un hombre llamado Malcolm, llegan al lugar mientras Ojos Azules llama al resto de los simios. César en persona se presenta en el lugar e impide una confrontación, ordenando a Malcolm que se lleve a los humanos y que no vuelvan por los bosques. Malcolm y sus acompañantes regresan a su pequeña comunidad de supervivientes en San Francisco, ya genéticamente inmunes al virus. Dicha comunidad reside en una torre dentro de la antigua ciudad. 
Mientras tanto, el chimpancé Koba sigue mostrando un odio acérrimo hacia los humanos debido a los experimentos y maltratos a los que fue expuesto. Koba consigue convencer a la comunidad de simios de que si no dan una muestra de poder a los humanos, éstos se convertirán en un peligro mayor. César decide liderar a un ejército de simios, los cuales ya montan a caballo, ante la torre de los humanos. Una vez allí anuncia que los simios no desean la guerra, pero que defenderán su colonia si es necesario. También exige que los humanos permanezcan en su territorio, y así los simios permanecerán en el suyo. Los humanos se quedan impresionados al ver que los simios tienen la capacidad de hablar.
Malcolm convence a Dreyfus, líder de la colonia, para que le conceda tiempo para reconciliarse con los simios. Dreyfus es irascible y está dispuesto a atacar, pues la colonia necesita atravesar el bosque para llegar a una presa hidroeléctrica. Si logran activarla, esta proporcionaría energía a la ciudad. A pesar de la decisión, Dreyfus decide no confiar en los simios, y arma a varios supervivientes a los que establece en una armería abandonada. 
Malcolm acude a la colonia de los simios, donde es llevado ante César. Tras una tensa discusión, César concede permiso para que un pequeño grupo de humanos liderados por Malcolm acceda a la presa hidroeléctrica, siempre que no vayan armados. Sin embargo, Carver desobedece y lleva un arma con el que amenaza a los hijos de César. Carver es desarmado y César decide expulsar al grupo de la presa tras lo sucedido. Malcolm y su esposa Ellie intentan razonar con César, descubriendo que su pareja Cornelia ha caído enferma tras dar a luz a su segundo hijo Milo. Ellie convence a César para que le permita tratar a Cornelia, a quien consigue salvar.
Debido a esto, César permite que el grupo regrese a la presa, excepto Carver que debe permanecer en su coche. Durante el resto del trabajo, Ellie, Malcolm, y el hijo de éste último, Alexander, logran conectar de forma positiva con la comunidad de simios. Mientras tanto, el agresivo y enfurecido Koba descubre la armería y se enfrenta a César, acusándole de querer más a los humanos que a los simios. 
César y Koba se enfrentan en combate, y César logra derrotarle estando a punto de matarle. Sin embargo, César enuncia su filosofía de que un simio no matara a otro simio y decide perdonar a Koba, quien finge sumisión. Sin embargo, Koba se siente humillado y más enfurecido que nunca. Regresa a la armería de los humanos, donde asesina a dos guardias y roba un rifle de asalto. De regreso a la colonia de los simios, encuentra a Carver esperando en su coche, y también acaba con su vida.
Al mismo tiempo, la presa hidrológica es reparada con ayuda de los simios, y la energía eléctrica de San Francisco es restaurada. César invita a Malcolm, Ellie y Alexander a su colonia para celebrar su éxito. Durante la celebración, Koba dispara sobre la colonia sin que nadie lo vea. César recibe un disparo cayendo desde lo alto de un árbol, y el pánico se extiende por toda la colonia. Koba aparece ante los simios para asumir el liderazgo, alegando que quien ha disparado es un humano, y que los simios deben acabar con la amenaza de los humanos de una vez por todas. 
El orangután Maurice ayuda a Malcolm, Ellie y Alexander a escapar de la colonia, antes de que algo les suceda. Koba lidera a un ejército hasta la armería, donde los simios se equipan con armas para dirigirse después hasta la torre de San Francisco. Allí se enfrentan a los humanos en combate, y a pesar de sufrir varias bajas, los simios logran entrar en el edificio utilizando un tanque. Mientras los simios aprisionan a los humanos, Dreyfus escapa al túnel de metro que se encuentra bajo la torre. Koba le ordena a Ash que mate a un grupo de humanos desarmados. Cuando Ash se niega a hacerlo, Koba decide matarle y encarcela a los simios que todavía son leales a César.
Durante el ataque, Malcolm, Ellie y Alexander encuentran a César todavía vivo y herido en el hombro. El grupo transporta a César a una casa a las afueras de San Francisco, que resulta ser la casa donde César se crío con los Rodman. César les explica que fue Koba quien le disparó, percatándose de que los simios pueden ser tan corruptos y violentos como los humanos. 
Malcolm se dirige a la ciudad en busca de suministros médicos para César y se encuentra con Ojos Azules, a quien Koba había manipulado para unirse a su causa. Sin embargo, Ojos Azules ha comenzado a dudar de Koba después de que éste matara a Ash, y decide acompañar a Malcolm. Una vez en la casa, Ojos Azules se percata de su error y se reconcilia con su padre. Tras esto, Ojos Azules acude a la torre, donde libera a los simios encarcelados que todavía son leales a su padre. Por su parte, Malcolm encuentra a Dreyfus en el metro, quien le informa que ha logrado contactar con supervivientes en una base militar en el  norte. Éstos se encuentran de camino para ayudarles a luchar contra los simios.
En lo alto de la torre, César revela haber sobrevivido así como la traición de Koba. Ambos se enfrentan en combate, y durante la lucha Dreyfus detona cargas de C-4 en la base de la torre. Esto provoca la muerte del propio Dreyfus, quien termina siendo aplastado por los escombros. A pesar del colapso de la torre, César logra derrotar a Koba, quien queda colgando de un borde de la torre. Koba apela a que un simio no matara a otro simio, pero César declara que Koba ya no es un simio y le deja caer a su muerte. Malcolm se reúne con César y le informa de la inminente llegada de los refuerzos militares de los humanos. César es consciente de que los humanos nunca perdonaran a los simios por la guerra que Koba empezó, y le recomienda a Malcolm que parta a lugar seguro con su familia. César también se declara amigo de Malcolm por todo lo que ha hecho. Malcolm parte con su familia, mientras César permanece junto a todos los simios, aguardando la guerra que tendrá lugar.

ESCENA
César lidera a los simios, llevándolos ante los humanos para establecer normas de convivencia, asegurando no desear la guerra.